Inicio

 

 

 

 

A cuatro años y medio de la más grande movilización popular en toda la historia de Honduras, la situación de la clase obrera y de todo el pueblo hondureño es deseperante.

Más allá de las consignas triunfalistas se hace necesaria una reflexión seria sobre la situación de la lucha de clases y las tareas que ésta plantea. El carácter de la revolución, los sujetos de la misma y los métodos de lucha son algunos de los temas que junto a otros fundamentales, deben ser abordados desde una perspectiva marxista que rompa el actual callejón sin salida al que nos ha llevado el reformismo y la conciliación de clases.

Los invitamos a que nos acompañen.


Nahuel Moreno